LOS PILARES FUNDAMENTALES DEL APRENDIZAJE COLABORATIVO

BASES.jpg

1.-Interdependencia positiva: Cada uno de los estudiantes es independiente, pero a su vez depende de sus compañeros para lograr su propio conocimiento, y el hecho ser interdependiente es visto como un factor beneficioso, no limitante. Algunos autores como Lucero (2010) consideran que este es el elemento central, ya que los miembros del grupo deben necesitarse los unos a los otros y confiar en el entendimiento y éxito de cada persona.
Sin embargo, Zapata (2008) relaciona la interdependencia con la responsabilidad, ya que para él cada estudiante es consciente de que su desempeño, sea positivo o negativo, afectará al resto de sus compañeros y viceversa, por lo que no sólo debe pensar en sí mismo al momento de esforzarse. Este autor da por sentado que el aprendizaje individual no es posible sin un buen desempeño grupal, es decir, el alcance de los logros y objetivos nunca será sobresaliente sin la contribución de todo el equipo.

2.-Responsabilidad individual: Cada miembro del grupo debe asumir íntegramente su tarea y, además, tener los espacios para compartirla con el grupo y recibir sus contribuciones. Según Lucero (2010) este aspecto se podría llamar Compromiso individual.
Es el único instrumento con que cuenta el maestro y el grupo como tal para evitar los síntomas más comunes del trabajo en grupo deficiente, como que algún miembro no trabaje al igual que los demás, o que todo el trabajo recaiga en una sola persona.
A este respecto, Zapata (2008) propone que la responsabilidad de cada estudiante es un pilar fundamental en el trabajo colaborativo, ya que sostiene la estructura al ser la base sobre la cual se puede o no dar la cooperación entre dos o más sujetos. Según dicho autor “estas situaciones pueden darse por un sin número de causas, lo que sí está claro es que sólo promoviendo el valor de la responsabilidad personal y la responsabilidad social para con el grupo se puede lograr que el trabajo sea colaborativo en lugar de una excusa para que unos trabajen por otros.”

3.- Interacción: es el intercambio de ideas, opiniones o perspectivas, entre los estudiantes, y es el mecanismo que según la teoría del aprendizaje social (de Vygosky), a través de dicha interacción un individuo puede aumentar su aprendizaje o dominios iniciales para potenciarlos, al interactuar con expertos u otros estudiantes más experimentados. Para Lucero (2010) en la medida en que se posean diferentes medios de interacción, el grupo podrá enriquecerse, aumentar sus refuerzos y retroalimentarse.
Este aspecto responde a la pregunta ¿cómo? Del aprendizaje colaborativo, ya que define la características más representativa de este modelo.

4.- Formación de grupos:Aunque en algunos ámbitos llega a subestimarse la importancia de la formación de los grupos y se le ve más como producto del azar o una respuesta pronta a partir de simpatías establecidas por los alumnos, el lograr establecer grupos de trabajo en los que los estudiantes se sientan identificados y al mismo tiempo se les exija cierto grado de responsabilidad tiene sus dificultades.
Zapata (2008) explica al respecto que “la formación del grupo debe partir de la idea de encontrar lugares comunes en los que todos los miembros de los grupos puedan identificarse y verse a sí mismos como parte de un equipo.” Esta idea da énfasis a la estrategia que contempla que cada estudiante seleccione el equipo en el cual desea participar, en contraposición de asignar los grupos al azar.
Se considera que ciertamente la formación de grupos en un pilar fundamental del trabajo colaborativo pero no debe dejarse que sean los alumnos quienes seleccionen sus grupos de trabajo, ya que en el ámbito laboral no va a ser este el común denominador de los equipos de trabajo. Es necesario lograr que los equipos sean ambientes propicios para el aprendizaje a través de la educación en estas técnicas a los propios estudiantes que participaran en el proceso.


Referencias:
Lucero, M. (2010). Entre el trabajo colaborativo y el aprendizaje colaborativo, Revisa Iberoamericana de Educación. Disponible en línea: http://www.rieoei.org/deloslectores/528Lucero.PDF Recuperado el 10 de julio de 2011.
Zapata, J. (2008) PEDAGOGÍA: Proceso de Formación. LAS COMPETENCIAS COGNITIVAS EN EL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO. Disponible en línea: http://joelsanoni.blogspot.com/2008/10/pedagoga-proceso-de-formacin.html Recuperado el 14 de Julio de 2011.