Rol del estudiante
1. Interacción cara a cara: se recomienda la interacción de manera personal con el propósito de que compartan esfuerzos, discutan, refuercen las instrucciones y los temas y así se aumente la productividad como grupo.
2. Interdependencia positiva: los miembros del grupo deben percibir que necesitan unos de otros para conseguir la meta, previo establecimiento de los roles de trabajo en el grupo por parte del facilitador.
3. Responsabilidad individual: aun cuando trabajan en grupo, los miembros deben demostrar como propio aprendizaje contribuye con los resultados individuales y grupales.
4. Habilidades de colaboración: cada estudiante debe utilizar sus habilidades de trabajo en grupo tales como la instrucción, toma de decisiones, resolución de problemas, comunicación y manejo de conflictos.
5. Procesamiento grupal: todos los miembros del grupo deben participar en el proceso de supervisión de su trabajo colaborativo, de manera que deben darse el tiempo para preguntarse cómo están trabajando y si están consiguiendo la meta de trabajo en equipo.



Referencias:

Calzadilla, M. (s.f). Aprendizaje colaborativo y tecnologías de la información y la comunicación. Revisa Iberoamericana de Educación. Recuperado el 10 de julio de 2011 de http://www.rieoei.org/deloslectores/322Calzadilla.pdf
Díaz, B y Hernández G. (2001). Estrategias Docentes para un Aprendizaje Significativo. Recuperado el 10 de julio de 2011 de http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/biblioteca/articulos/pdf/estrate.pdf
Johnson, Johnson, & Smith. (s.f). Basic elements of cooperative teams. Recuperado el 11 de Julio de 2011 de http://clte.asu.edu/active/baselemcooptms.pdf
Lucero, M. (s.f). Entre el trabajo colaborativo y el aprendizaje colaborativo, Revisa Iberoamericana de Educación. Recuperado el 10 de julio de 2011 de http://www.rieoei.org/deloslectores/528Lucero.PDF
Real Academia Española. (s.f). recuperado el 11 de julio de 2011 de http://www.rae.es/rae.html
Woolfolk, Anita (2010) Psicología Educativa. México: Pearson Educación.